Escuela de Verano de Bienestar

La XI Edición de la Escuela de Verano de Bienestar "Globalización y Desigualdades" se celebra en Almuñécar (Granada) y está organizada por la Diputación de Granada con la colaboración del Ministerio de Trabajo, la Universidad de Granada, la Consejería de Igualdad, Caja Granada y ONCE.

martes, julio 04, 2006

Ideal Granada, 3 de julio. Entrevista a CARMEN CHACÓN VICEPRESIDENTA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Entrevista a CARMEN CHACÓN VICEPRESIDENTA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
«Se asombran al vernos tan bien
formados y con contratos miserables»
Los catalanes
somos españoles,
y queremos
ser españoles
Las reformas de
los estatutos son
para avanzar, y
necesitamos al PP
Lo que se ve es a los
cuatro de siempre
que te montan un
‘pollo parlamentario’

Carmen Chacón, tras su paso por la Escuela de Verano de Almuñécar, afirma que «el precio
político que el propio PP no quiere pagar es que sea Zapatero el que acabe con el terrorismo»

DANIEL BARREDO ALMUÑÉCAR
«Hemos vuelto a sentir en el presidente
Zapatero esa sensación de
una convicción de esperanza, la
esperanza de la paz’». Son palabras
de Carmen Chacón, la vicepresidenta
del Congreso de los
Diputados, quien charló con IDEAL
en la Escuela de Verano de
Almuñécar. Carmen, que participó
en el ciclo sobre ‘Globalización
y Desigualdades’, tenía el Mediterráneo
de fondo, el pelo elegante
y muchas ganas de entusiasmar,
de responder, de recitar poesía:
«‘Porque un pueblo ha gritado
¡libertad!, vuela el cielo. / Y las
cárceles vuelan’. Son versos de
Miguel Hernández», explicó tras
recitarlos.
–¿Vienen tiempos de paz para este
pobre país que ha sufrido tanto
tiempo de guerra?
–España ya ha vivido algún otro
alto el fuego de ETA, alguna otra
tregua, pero ésta tiene una diferencia
fundamental: ETA lleva
tres años sin matar. Y otra diferencia
importante: el Gobierno
ha sabido verificar la voluntad de
alto el fuego de ETA. Ahora se
abre un camino de esperanza, un
camino de diálogo. El presidente
del Gobierno tiene la obligación
de explorar todas las vías posibles
para que esta generación de españoles
pueda ver por fin la paz.
Mucha gente le mira pensando
«que sepas presidente que te
vamos a ayudar, que tienes el
deber de intentarlo, y que ojalá
salga bien». Y si no es así, se habrá
perdido una oportunidad, pero tiene
la obligación de intentarlo y el
apoyo mayoritario de la gente.
–La oposición dice que el presidente
pagará un «precio político».
–El PP evidencia que el precio
político que el propio PP no quiere
pagar es que sea Zapatero el
que acabe con el terrorismo. Al
PP se le nota cada día más. Y el
presidente Zapatero está siendo
muy paciente pero lo está intentado
todo para que el PP cambie
de postura. Cuando Aznar se sentó
con la banda terrorista en Suiza
y con Batasuna en Burgos, ETA
había declarado una tregua, pero
llevaba en los tres años anteriores
35 muertos. Ahora llevamos
tres años sin un solo muerto. Hay
que conseguir que los que ayer
mataban, hoy dejen de matar, y
los que ayer hacían política para
ayudar a los que mataban, hoy
hagan sólo política como hago yo
y como hacemos todas las ideologías
en el Parlamento. Cuando
decimos que no hay un precio político
es que aquello que quiera ser
Euskadi o que quiera ser España,
no se decide con pistolas, sino con
representantes políticos en el Parlamento.
–¿Y si la sociedad vasca reclama un
referéndum...?
–Los catalanes acabamos de hacer
uno, también Andalucía tendrá
su propio referéndum. Pero será
porque ya la propia Constitución
española ha previsto que sea finalmente
por referéndum como se
refrenda la decisión de los parlamentos.
–La Constitución se escribió hace
treinta años, y tal vez ya no soluciona
las inquietudes de los ciudadanos
actuales. ¿No le parece que
todo en esta vida tiene que evolucionar...?
–Esa es la razón por la que hemos
reformado los estatutos de autonomía.
El estatuto no es el fin, es
simplemente el instrumento a través
del cual las administraciones
damos servicio público. Y todo el
mundo entiende que un instrumento
de finales de los setenta ya
no sirve para la sociedad del siglo
XXI. Alemania reformó su Constitución
más de quince veces, ¿y
España no va a poder tocar la
suya? Las reformas son para avanzar,
y necesitamos al PP.
–¿Avanzamos desde un pueblo
cerril en el que parece que a alguien
le interesa que haya dos o más pueblos
enfrentados, hacia un Estado
de estados, un pueblo de pueblos
en convivencia pacífica?
–Cuanto más capaz es España de
permitir que cada uno sea español
como se siente español, más
se une España. El Estado de las
autonomías nace probablemente
porque Cataluña y Euskadi están
demandando durante toda su historia
un estado descentralizado,
en el sentido de que puedan preservar
su identidad, su cultura y
su lengua. Porque aunque el PP
se empeñe en echar a Cataluña de
España, los catalanes somos españoles,
y queremos ser españoles.
–«’Somos la generación mejor formada
de la historia’». La frase es
suya. ¿No somos además una generación
frustrada (imposibilidad de
comprar una vivienda, de ser autónomos),
y menospreciada (precariedad
laboral)?
–Nuestros padres y nuestros abuelos
lo han dado todo por nosotros.
Ellos no tuvieron la formación
que hemos podido tener, y ahora
se asombran al vernos tan bien
formados con unos contratos casi
miserables, con muchas dificultades
para acceder a la contratación
indefinida. Y en este país el
precio de la vivienda ha subido
hasta cinco veces por encima del
sueldo medio de un español. Y esto
intentamos combatir desde el
Gobierno de manera muy clara
con el acuerdo laboral, creo que
histórico, que tiene sobre todo dos
objetivos: la conversión de los contratos
temporales en contratos
indefinidos, y con el incentivo
directo a las empresas que hacen
contratos indefinidos. Y estamos
poniendo en marcha un plan de
vivienda estrictamente pública u
oficial, de manera que podamos
vivir de forma autónoma en una
vivienda de alquiler o en propiedad.
–¿No le parece que este sistema de
democracia representativa está ya
agotado? Disponemos de medios
tecnológicos para avanzar hacia un
nuevo modelo mucho más participativo...
–Creo que hasta ahora la democracia
representativa es el mejor
de los sistemas que nunca hemos
encontrado. Desde el Parlamento
estamos intentando que los ciudadanos
puedan participar cuanto
más activamente mejor en
aquellas decisiones que tomamos.
–La consejera de Interior de la Generalitat
dijo el miércoles que ‘dentro
de 25 años habrá una presidenta en
Cataluña’. Yo creo que usted tiene
muchas papeletas...
–¿Y por qué hay que esperar veinticinco
años? (risas). Ahora cumplimos
el 75 aniversario del voto
de la mujer, del sufragio pleno en
España. Ya nadie se pregunta en
este país si las mujeres podemos
votar: es una evidencia para todos.
Lo triste es cuando se nos pregunta
para cuándo una mujer presidenta,
es decir, ¿puede todavía
este país votar a una mujer para
presidenta? Por supuesto.
–A veces los políticos no reflejan el
estado de la sociedad con esos
horribles enfrentamientos en el Congreso
y fuera de él.
–De verdad que lo llevo con sufrimiento.
Quiero que la gente sepa
que el Parlamento no es esto. El
Parlamento es un montón de gente
muy formada, con vocación
política y pública, que trabaja
para hacer las mejores leyes posibles.
Pero lo que se ve del Parlamento
es cuando los cuatro de
siempre te montan lo que llamamos
un ‘pollo parlamentario’. Y
en realidad pasamos mucha vergüenza
cuando la imagen que aparece
es lo que no somos. Pero sí
creo que hay alguien, probablemente
sólo cuatro, con ganas de
envenenar la vida política. Afortunadamente
tenemos a una persona
como Zapatero en el Gobierno,
que está dignificando la vida
pública con leyes que amplían los
derechos civiles.

1 Comments:

Publicar un comentario

<< Home