Escuela de Verano de Bienestar

La XI Edición de la Escuela de Verano de Bienestar "Globalización y Desigualdades" se celebra en Almuñécar (Granada) y está organizada por la Diputación de Granada con la colaboración del Ministerio de Trabajo, la Universidad de Granada, la Consejería de Igualdad, Caja Granada y ONCE.

jueves, junio 29, 2006

La ley de Dependencia será referente de la responsabilidad pública en la atención a mayores

La Escuela de Bienestar destacó la trascendencia social de esta ley, que profesionalizará la atención a mayores y creará 300.000 nuevos empleos

La Directora General de Personas Mayores de la Junta de Andalucía, Soledad Pérez Jiménez, destacó hoy en la Escuela de Verano de Bienestar de la Diputación que el envejecimiento de la población española -que nos situará en el 2050 en el país más envejecido después de Japón-, supondrá un cambio radical en la situación de los mayores, porque “la atención a las personas dependientes, lejos de suponer un gasto, va a generar un enriquecimiento del que nos beneficiaremos todos”, afirmó.

En este sentido, la directora general recordó que la Ley de Dependencia generará en España 300.000 nuevos empleos directos y siete mil en la provincia de Granada -se creará un nuevo empleo por cada dos mayores atendidos-, que permitirán que el 83 por ciento de los mayores que ahora son atendidos en sus domicilios reciban una atención de calidad. Asimismo, la ley de Dependencia permitirá profesionalizar el trabajo en el cuidado a mayores, que ha supuesto un importante yacimiento de empleo para la población inmigrante residente en España. Asimismo, también supondrá un incentivo para las mujeres, “que hasta ahora han cuidado a sus mayores de una forma gratuita y desinteresada y que a partir de esta norma será un empleo remunerado y profesional”

La aplicación de esta ley será financiada por el Estado, las comunidades autónomas y los Ayuntamientos con un total 13.000 millones de euros hasta el 2015. Esta norma permitirá atender a 1,2 millones de personas en toda España y 30.000 en la provincia granadina.

El proyecto de Ley de Promoción de la Autonomía Personal y de Protección a las personas en situación de Dependencia, según Soledad Pérez, “garantizará los servicios, la prestación económica y las ayudas económica para los cuidadores”. La directora general afirmó que esta norma “consagra un derecho ciudadano de los mayores y discapacitados que necesitan atención reciban ayuda por parte tanto de los profesionales como de sus familias, compensando así a los familiares, principalmente mujeres, por su labor de cuidado de sus mayores, lo que supondrá dar empleo a jóvenes que actualmente se encuentran en paro y crear nuevos servicios en todo el país”.

Asimismo, subrayó que los ayuntamientos van a tener un protagonismo muy importante en la promoción de esta Ley “por ser la entidad más cercana a los ciudadanos y los que actualmente están atendiendo a las personas dependientes con los programas de ayuda a domicilio o la teleasistencia”.

En esta misma mesa, el gerente de la Federación Andaluza de Municipios para la Solidaridad Internacional, FAMSI, Antonio Zurita, destacó que los ciudadanos “deben exigir que el bienestar social sea una responsabilidad pública y que sea concertada con la sociedad civil, un modelo que debe extrapolarse a la cooperación internacional, “porque estas tareas no puede dejarse en manos privadas”. “Los municipios -afirmó- han asumido cada día más tareas para atender a la sociedad vulnerable, por lo que los gobiernos locales tienen un saber hacer que en este momento es fundamental para el desarrollo de nuestra sociedad”.

Por otra parte, la Escuela de Bienestar también celebró hoy el Encuentro de Autoridades Locales. La Diputada de Área de Bienestar y Derechos de la Ciudadanía de la Diputación de Granada, Juana María Rodríguez, subrayó la importancia de este foro porque “lo global parte de lo local y pensamos que la aportación de los responsables políticos en nuestra provincia es fundamental para tratar las desigualdades y apostar por la solidaridad desde las corporaciones locales”. El encuentro entre políticos y personal técnico permitirá debatir “dos grandes retos como son la futura ley de dependencia y la ley de bases de Régimen Local, dos normas que ocupan y preocupan en estos días a los municipios”. El encuentro también tratará la experiencia de la concertación de la Diputación de Granada.

En la misma jornada, la diputada de Cultura, Inmaculada López Calahorro presentó la Agenda 21 de la Cultura, un documento que recoge las directrices para proteger las culturas locales en la comunidad andaluza y que pretende ser, también en Granada y su provincia, una referencia de la multiculturalidad y la inclusión social de las diferentes culturas que conviven en Andalucía.

Por último, la mesa redonda “Solidaridad y Globalización” planteó el papel de la cooperación para el desarrollo como respuesta a las desigualdades en el mundo. En ella, el director de Mensajeros por la Paz, Javier García, valoró la independencia y autosuficencia de las ONG para sensibilizar y apoyar la lucha contra el subdesarrollo. “Si nos financiamos a través de las Administraciones -afirmó- nos convertimos en empresas al servicio del Estado”. García apostó por la idea de crear “empresas sociales” y defendió la gestión de las ONG, “que debe ser transparente y ética”.