Escuela de Verano de Bienestar

La XI Edición de la Escuela de Verano de Bienestar "Globalización y Desigualdades" se celebra en Almuñécar (Granada) y está organizada por la Diputación de Granada con la colaboración del Ministerio de Trabajo, la Universidad de Granada, la Consejería de Igualdad, Caja Granada y ONCE.

domingo, junio 25, 2006

Entre bambalinas: Once años de Escuela

Las veintidós personas que trabajan en la organización de la XI Escuela de Verano están a tope. Como si de los preparativos de una boda se tratara. Han sido 9 meses de trabajo previo, de muchos contactos, de muchas llamadas, de un trajín frenético del correo electrónico. Los últimos meses han sido muy intensos. A la actividad normal que lleva el equipo de trabajo se le une el trabajo incesante que se incrementa de forma exponencial los últimos días antes de la puesta de largo de la Escuela de Verano. Ponentes que no envían su currículo, viajes que se cambian a última hora, cambios en el programa.

Once años organizando escuelas de verano en Almuñecar, edición tras edición, en la que han pasado ya más de 500 ponentes de muy alto nivel. Durante estos once años se ha convertido en un referente en el ámbito nacional sobre las políticas de bienestar. Desde que en 1995, la Diputación de Granada, el IMSERSO y la Universidad de Granada decidieron poner en marcha esta iniciativa los organizadores de la misma, el personal de la Diputación fundamentalmente, han venido trabajando como una maquina sincronizada.

La tarde del domingo cuando todo el mundo está en la playa a pocos metros de donde está la organización, la zona de secretaría parece un hervidero de personas. Carpetas, dossieres, teléfonos, fotocopias. Juan Francisco Delgado ultima los últimos detalles del programa y de la infraestructura. Prepara con Paco Martín Caballero los últimos detalles de las salas. El responsable de infraestructura del hotel no ha puesto las mesas para hacer más cómoda la asistencia a las jornadas. El responsable de la secretaría, Jesús Gómez da instrucciones de cómo realizar el montaje de las carpetas. Unas 10 personas, en cadena, van colocando la documentación de forma cuidadosa en la carpeta que este año se va a entregar a los ponentes. Emilia, Ana, Encarni Gorlat, Emilio Tristan, Miguel Ángel Martín, Pepe Monteagudo, Ana Uribe, y otros tantos trabajan como un reloj dejando montadas todas las carpetas.

Ana Lorente habla con Teo de la asignación a los 17 talleres prácticos que se celebran por la tarde en el Instituto de Enseñanza Secundaria. Paco Vela y Rafael Quirós preparan la maquetación de manera cuidadosa el primer número del periódico que se edita todos los días y que mantiene informados a los asistentes sobre las actividades y contenidos de la Escuela, bajo la atenta supervisión de la jefa de prensa de la Diputación. Se han preparado ya las salas, se han hecho las pruebas de sonido y colocados ya los identificativos de ponentes.


Desde las 4 de la tarde del domingo todos los miembros de la organización están a tope hasta la 9 de la noche. Los ponentes comienzan a llegar al aeropuerto y comienzan a instalarse en los repletos hoteles de Almuñecar, bajo la batuta del teléfono móvil de Encarni Quirós. En la cena ultiman los últimos detalles del día siguiente. La señalización en las calles de Almuñecar para que la gente llegue al Hotel y a la Escuela sin dificultad, la colocación que ha establecido el jefe de protocolo de la Diputación. La organización del “Café con..”, la iluminación, el coffee break, y tantos y tantos detalles que hacen que en la boda la suerte esté echada. Once años de experiencia hacen que todas las personas estén con los nervios propios del estreno, pero con la seguridad de que el equipo de la organización lo hará como siempre. Las encuestas siempre han dicho que la organización ha sido una de las cosas más valoradas de esta escuela. Los alumnos que asisten año tras año dan testimonio de ello.