Escuela de Verano de Bienestar

La XI Edición de la Escuela de Verano de Bienestar "Globalización y Desigualdades" se celebra en Almuñécar (Granada) y está organizada por la Diputación de Granada con la colaboración del Ministerio de Trabajo, la Universidad de Granada, la Consejería de Igualdad, Caja Granada y ONCE.

martes, junio 27, 2006

El catedrático Vicenç Navarro valora en 66.000 millones de euros la inversión necesaria para salir del "subdesarrollo social" de España

La undécima edición de la Escuela de Verano de Bienestar Social, continuó hoy en Almuñécar el debate sobre la globalización en los países desarrollados y las políticas que puedan rentabilizar sus efectos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

La Escuela acogió hoy al catedrático de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra, quien denunció el “subdesarrollo” social en el que se encuentra España y el déficit del Estado del Bienestar. Para compensar este “grave retroceso social”, que sitúa a España en la cola de la Unión Europea, Navarro sostiene que el gobierno debería incrementar el gasto público en 66.000 millones de euros, el equivalente al 7,5% del producto interior bruto (PIB).

Navarro, que ha vivido en Suecia, Reino Unido y Estados Unidos, sustentó el subdesarrollo del Estado del bienestar en la calidad de la sanidad, la educación y servicios de ayuda a las familias, como escuelas de infancia, asistencia domiciliaria, residencias de ancianos y centros de día. “El escaso poder que las clases populares han tenido en la historia de España es causa de estas graves deficiencias".


El catedrático, autor de obras como “Bienestar insuficiente, democracia incompleta. Sobre lo que no se habla en nuestro país”, hizo referencia al escaso porcentaje de población adulta que trabaja en los servicios del Estado del bienestar de España, que tan sólo llega al 6%. "El promedio de la UE de los Quince es del 11%, mientras que Suecia, donde se encuentran las prestaciones públicas más desarrolladas de Europa, alcanza el 17%". El gasto público en protección social en España, según Navarro, no alcanza el 20 por ciento del PIB, 7 puntos menos que la Unión Europea y 11 menos que Suecia. "Está claro que la clase social dominante, formada por el 35% de la población, no es consciente de las enormes deficiencias que padecen las clases populares", afirmó. Concluyó animando a los 250 profesionales relacionados con el bienestar social que participan en la Escuela de Verano de Almuñécar a “demandar al gobierno que amplíe el gasto social para equiparse en bienestar al resto de Europa”.

En la conferencia “Medios de comunicación y globalización”, el periodista Juan Pedro Valentín sostuvo que la información en los medios “ha ido perdiendo peso a favor de la opinión” y que después de acontecimientos como el 11-M, “los medios pretenden generar atención sobre los ciudadanos haciendo un “periodismo de trinchera” que ha inundado tanto la televisión como la radio, que era el medio más informativo hasta ahora. “El medio de comunicación es una empresa que como todas busca ganar dinero”, recordando informes que dicen que “cada vez son más medios los que hay en el mundo pero cada vez son menos las noticias que generan”.

Valentín reconoció su pasión por el periodismo pese a las dudas que le genera la profesión, “ahora que estoy en el paro”, recordó, añadiendo que los periodistas deben mantener su credibilidad por encima de la cantidad de lectores que pueda atraer con sus informaciones. El ex jefe de informativos de Telecinco concluyó citando a Manuel Vicent, que escribió que en periodismo “ya no se lleva la bohemia, ahora todo vale, aunque hay que diferenciar los que son profesionales y los que no lo son”. “Los auténticos profesionales, dijo, “son los que sólo sienten pasión por la información rigurosa y dan noticias fidedignas”.

Por su parte, el director general de Inclusión Social del Ministerio de Trabajo, Manuel Porras destacó la importancia del papel de los profesionales relacionados con el bienestar social en la lucha contra la pobreza. En este sentido, reconoció el enorme esfuerzo de las corporaciones locales para implantar las políticas de inclusión social, “que sobrepasa al realizado hasta ahora por las comunidades autónomas y el propio Ministerio”, aseguró. Por último, señaló dos grandes retos para mejorar las situaciones de dependencia: “la igualdad entre mujeres y hombres y la lucha contra de la discriminación, pilares en los que se sustenta nuestro sistema público de bienestar social”